viernes, 13 de diciembre de 2013

¡¡Estamos de celebración!! ¿QUERÉIS UN REGALITO?


¡¡¡¡Hola a todos mis pececillos!!!!

Hoy es un día muy especial para mí, hace 28 años que abrí mis ojitos por primera vez y quería compartir con todos vosotros algo que me hace mucha ilusión... Quizás sea una "caca", pero igualmente, yo que soy muy original, os hago un regalito por mi cumple.

Espero que os guste y disfrutéis con mi primer relato erótico.
Besotes enormes pececillos!!!






¿He tendido la lavadora? Sí, creo que sí. Aunque ahora que lo pienso, sé que abrí el portón, y puse el cesto debajo… pero… ¿la llegue a tender?...

- Nena, ¿estamos a lo que estamos? – Me dice Robert al oído, con la voz agitada

- Sí, sí… claro, perdona. Estaba distraída. – Le contesto volviendo al presente, muy a mi pesar. ¿Cuántas veces le habré dicho que no me llame nena?

- ¿Distraída mientras estoy follándote? Nena, no me jodas. – Parece ofendido… ¡SI! Me encantaría gritarle…

¿Follándome? He visto conejos que lo hacen mejor que tú, ¡so pedazo de calamar! Encima no has tenido ni la poca decencia de llevarme a un bonito hotel, o aunque fuese, a un hostal de mala muerte en el que la recepcionista tiene bigote y el ambiente huele a moho… ¡NO! ¿Para qué? Mejor aquí, en la furgoneta de tu trabajo, con toda la parte de detrás llena de cajas de seguridad con vete tú a saber que llevan dentro… ¡y encima me estoy clavando el puto freno de mano en el muslo!

- Lo siento, he tenido un mal día… pero ya estoy aquí. Para ti. Entera para ti. – Sí, lo sé. Soy una rajada y no le digo nada de lo que pienso. Solo quiero que se vuelva a calentar y acabe de una vez.

Mi objetivo se cumple. Robert, ese amigo que todas tenemos para este tipo de necesidades, o como lo llama mi hermana, “follamigos”, Vuelve a retomar el movimiento conejil y yo empiezo a gemir, intentando que crea que me gusta lo que me está haciendo.

- ¿Qué ha sido eso? – Le pregunto a Robert levantando la cabeza e intentando captar el ruido que he escuchado hace un momento. – Robert, para… lo he vuelto a escuchar. ¿No lo oyes?

- No nena. Cállate y disfruta. – Me dice sin parar su movimiento y poniéndome furiosa.

Al cabo de dos minutos, vuelvo a escuchar el mismo sonido. Un sonido metálico, como si estuvieran intentando abrir una lata con una piedra. Empiezo a asustarme. Estamos solos en una parte del muelle del puerto, de noche, lloviendo…

- Robert – Mi voz es un susurro – Creo que hay alguien ahí fuera.

- Mira nena, deja de dar la nota. Hoy estás especialmente insoportable. Hazme el favor de dejar de ver películas de miedo, anda.

En ese momento, la puerta de la furgoneta se abre, y veo como dos hombres encapuchados sacan de encima de mí a Robert, que prácticamente está en estado de shock y no reacciona. Mientras que se lo llevan fuera del vehículo, y yo empiezo a llorar y a sentir que me falta el aire para respirar, unas manos desde detrás me agarran la cabeza y veo que lleva algo hacia mi nariz. Luego, todo es oscuridad.

-----------------------------------------------------------------

Cuando abro los ojos, noto que la cabeza me va a estallar. Intento incorporarme de donde me encuentro tumbada, pero rápidamente me vuelvo a echar hacia atrás y cerrar los ojos, la sensación de mareo es insoportable. De repente, escucho una voz masculina que resuena en toda la habitación.

- BK, La chica ha despertado.

Intento concentrarme y recordar que ha ocurrido, pero solo vienen a mi mente flashes incoherentes y sin sentido. No consigo recordar nada con claridad, y todo lo que sé, es que me encuentro en algún tipo de habitación, muy poco iluminada, totalmente desnuda y sobre una cama bastante cómoda.

- Gracias Sean. Déjanos solos. – Escucho otra voz masculina, al cabo de unos minutos.

Abro mis ojos e intento enfocar la silueta que se acerca muy lentamente hacia mí. Se detiene antes de llegar a la cama donde me encuentro, y se sienta en una silla que no había visto antes.

- Se sentirá mareada, confusa. Quizás tenga nauseas, le duela la cabeza… Pero pronto pasará. ¿Cómo se llama? – Me dice con una voz grave, autoritaria y extrañamente amable.

- ¿Dónde estoy? ¿Quién eres? ¿Por qué estoy aquí? – Suelto todas las preguntas de golpe.

Intento reconocer su rostro, pero no consigo verle con claridad, ya que la poca iluminación de la habitación hace que no pueda distinguir sus rasgos. Solo puedo ver que se trata de un hombre corpulento, con el torso descubierto y lo que parece un tatuaje en su brazo derecho. Se encuentra sentado, con los brazos apoyados en las rodillas y su cabeza dirigida hacia mí. Sus ojos, eso sí puedo distinguirlos. Son realmente atrayentes. No puedo despegar mi mirada de ellos.

- Está a salvo, el lugar es lo de menos. ¿Quién soy?... No tiene por qué saberlo, de momento. Y se encuentra aquí, porque estaba en el lugar oportuno, en el momento idóneo. – Hace una pausa y yo espero a que vuelva a hablar. No entiendo porque me infunde cierto respeto, pero así es. - Va tener que cumplir una serie de normas si quiere que todo vaya bien. ¿Está dispuesta a colaborar?
¿Normas?, mi mente no está en su momento más lúcido, y no se a que puede referirse.

- ¿Qué ocurrirá si no quiero seguir esas normas de las que hablas? No entiendo porque me retenéis aquí. ¡¿Qué queréis de mí?! – Le pregunto al borde de las lágrimas. Parece que me he convertido en la protagonista de una de las series policiacas y de secuestros que tanto le gusta a Adam, mi ex novio.

- Parece una mujer lista y creo que lo va a entender a la perfección. Dígame, ¿Cómo se llama? – Me pregunta de nuevo.

- Valentina.

- Muy bien, Valentina. Se lo voy a explicar solo una vez. Quiero que preste toda su atención. – Me dice acercándose a la cama y sentándose en el borde. Ahora puedo distinguir su rostro. - Está aquí por y para el placer. – No consigo captarlo, y él ve mi cara de confusión. Lleva una mano hacia mí y la desliza muy suavemente por mi pierna, desde el tobillo hasta la rodilla y hacía abajo de nuevo. – Mis hombres van a venir y van a coger de usted lo que yo quiera y ordene, van a hacer todo lo que yo diga y usted va a colaborar, pero lo más curioso es que va a querer colaborar. – Me dice, confiado. - Y ahora me preguntará, como sé que va a querer colaborar.
- ¿Sus hombres? ¿colaborar? ¿Me estás diciendo que van a utilizarme? – Empiezo a ponerme nerviosa y a retorcerme encima de la cama, ya que su mano sigue su recorrido ascendente y cada vez se acerca más a mi sexo en cada movimiento.

- Quédese quieta. – Me ordena con voz poderosa y detiene su mano.

Me paro de inmediato y no muevo ni un solo músculo. Mi cuerpo reacciona a esa orden con voz grave y dejándome totalmente desconcertada, noto que empiezo a excitarme. Debe ser algún tipo de broma de mi cuerpo, que en esta situación extrema reacciona de esta forma. No debería estar así, debería tener miedo. Pánico. Pero mi cuerpo reacciona de forma totalmente diferente. Su mirada, sus manos, su voz… todo en él hace que mi cuerpo se excite como nunca antes lo había hecho. Él parece haber notado mi cambio de actitud, y no aparta su mirada de mis pezones, que contra toda mi voluntad, se ponen cada vez más duros bajo sus ojos.

No puedo pronunciar una sola palabra. Su orden me ha dejado totalmente paralizada y espero su siguiente movimiento. Su mano vuelve a posarse sobre mi muslo, y deslizándose igual de suave que antes, la lleva hasta mi sexo. Con sus dedos abre mis labios y puedo sentir mi humedad extenderse junto con sus caricias.

- Valentina – Susurran sus tentadores labios. – ¿Nota como todo su cuerpo reacciona por mí? Quiere hacerlo. Quiere que mis dedos sigan moviéndose hasta encontrar su propio placer. – Me dice, sin dejar de mover los dedos de una forma tortuosamente lenta. - Le aseguro que si sigue las normas, ese placer va a ser el más grande que haya podido sentir en su vida. Y ahora, dígame Valentina. ¿Va a seguir mis normas? ¿Va a colaborar?

No consigo encontrar mi propia voz. Mi mente se encuentra en una lucha contra mi cuerpo y mi sentido común. No debería estar planteándome esas preguntas. Debería gritar ¡NO! Con todas mis fuerzas, pero mi cuerpo no es capaz de articular esas dos sencillas palabras. Todo es realmente confuso.

- Contésteme. – De nuevo ese tono de voz autoritario que consigue hacer de mí lo que quiere.

- Sí, seguiré las normas. – Le respondo con voz entrecortada. Dios, debo estar totalmente mal de la cabeza. Acabo de aceptar convertirme en la muñeca hinchable de cuantos hombres quiera que tenga por aquí escondidos.

- Buena elección. No se arrepentirá, se lo aseguro. – Me dice, dedicándome una sonrisa y levantándose de la cama. – Recuerde todo lo que hemos hablado y todo irá bien. Será un verdadero placer “conocerla”.

Veo que se dirige hacia la puerta y me quedo paralizada preguntándome que es lo que va a pasarme. ¿Cómo he podido acceder a esto? No sé nada de este hombre, y sin embargo me he puesto en sus manos, para cumplir cada uno de sus deseos. Pero extrañamente no siento miedo.

Mientras sigo dándole vueltas a la cabeza, encontrando una razón lógica para todo esto, veo que abre la puerta y 3 hombres más entran en la habitación. Automáticamente intento cubrir mi cuerpo, llevándome mis piernas al pecho y pasando mis brazos por las rodillas. Los tres nuevos hombres se acercan a mí y escucho como el que ha estado hasta hace un momento hablando conmigo y líder del grupo, les ordena que se queden quietos. Ellos paran, uno a cada lado de mi cama y el tercero en los pies de esta misma.

- Sean, Mike, inmovilizarle los brazos. – Los dos que están a cada lado, uno moreno, de baja estatura y cara afilada, el cual me imagino que es Sean, porque era el que estaba en la habitación cuando me desperté, y el otro totalmente rapado y con todo el cuerpo lleno de tatuajes, al que intuyo como Mike, me agarran las manos bajo la atenta mirada del líder, que se ha sentado en el otro extremo de la habitación.

Yo intento forcejear con ellos, pero de nuevo su autoritaria voz detiene mis movimientos.

- Valentina… Valentina… - Me dice, chasqueando la lengua en señal reprobatoria. – Creía que habíamos dejado claros los términos de nuestro acuerdo. ¿O es que se lo ha pensado mejor?
- No pueden hacerme esto. Esto no está bien. Déjenme marchar. – Le suplico a los dos hombres que intentan agarrarme.

- ¿De verdad es eso lo que realmente quieres? ¿No preferirías poder chillar de placer mientras que mis hombres recorren todo tu cuerpo? – Contesta desde su asiento. Su voz… Ahora mismo creo que podría hacer todo lo que me pidiera. Empiezo a dejar de forcejear, y los hombres consiguen atarme cada muñeca al cabecero de la cama sin ningún nuevo intento de rechazo por mi parte. - Bien, eso está mejor.
Ellos están totalmente desnudos, y desde mi posición puedo apreciar que están bastante excitados. El que está a los pies de mi cama no deja de pasear una de sus manos por su erección de forma totalmente hipnótica.

- Valentina, abra sus piernas. Deje que podamos apreciar ese dulce coñito empapado que tiene para nosotros.

Sus palabras hacen que aparte la mirada del más alto de todos, que está a los pies de mi cama mirándome fijamente y sonriendo, mientras sigue con su lento vaivén de la mano. Observo la escena general, comprobando la situación y mi mente olvida donde me encuentro y porque, y se centra en los tres hombres, desnudos, a mi lado y dispuestos, según el líder, a darme placer.

Con los pies apoyados en la cama abro mis piernas, sintiendo como empieza a subir mi temperatura corporal, mezcla de vergüenza y excitación. Nunca antes me he visto en una situación parecida.

- Un poco más… Así, perfecto. Ahora présteme atención Valentina. – Me dice, mientras se desabrocha los pantalones vaqueros que lleva. – Ni mis hombres ni yo vamos a tocarla, no por ahora. - ¡¿Qué?! Me entran ganas de gritarle frustrada, al tiempo que él saca su miembro y me mira lascivamente. – No vamos a hacerlo, porque lo va a hacer usted misma. Queremos ver como se corre para nosotros. – Sigue diciéndome, mientras noto que una de mis manos ha sido liberada de su agarre. - Adelante Valentina, bríndenos su placer…

- Yo… no sé si puedo hacer esto. – Le contesto en un susurro.

- Claro que puede, el papel de mojigata y virginal no le va. La hemos visto en el coche con aquel inútil… Adelante. – Me invita con un movimiento de cabeza. - Y no haga que lo tenga que repetir una tercera vez.

Con muchas dudas, llevo mi mano hacia mi sexo y comienzo a moverla de forma tímida. Puedo notar lo empapada que estoy. Tanto, que mis fluidos han empezado a mojar la cama. Bajo la atenta mirada de esos 4 desconocidos, de los cuales solo escucho el sonido de sus respiraciones cada vez más aceleradas, mis movimientos se van haciendo cada vez más intensos sobre mi clítoris y no puedo contener los gemidos, cada vez menos tímidos, que salen de mi garganta.

- Pruebe como sabe. Dígame como sabe Valentina. – Me dice, e inmediatamente me llevo una de mis manos hacia mi boca y succiono mi dedo índice con un poco de reparo. – Y bien… dígame, ¿a qué sabe?

- Es… salado y dulce a la vez, muy intenso. – Consigo encontrar mi voz para contestar.

Desplazo de nuevo los dedos hacia la entrada de mi sexo, y mirando fijamente al líder del grupo, que no deja de tocarse su dura erección, los introduzco lentamente en mi interior, soltando en forma de leve gruñido todo el aire que había estado acumulando desde que dejé de hablar. Nuestras miradas se cruzan y siento que no puedo despegar los ojos de los suyos, a la vez que mi mano toma velocidad y curvo los dedos en mi interior. Arqueo las caderas y me muevo contra mi palma, que hace fricción contra mi clítoris y me mantiene al borde del inminente orgasmo que está a punto de salir de mí.

- Deténgase. - Me dice mientras se levanta de la silla y se acerca a la cama. Paro todo movimiento dejando escapar un sonido de frustración, pero mantengo los dedos en mi interior. – Mike, vuelve a atarla a la cama. – Le indica al de mi derecha

El tal Mike se acerca a mí y rozando su mano de forma poco accidental por todo mi cuerpo me dice, con un acento que no consigo distinguir – Es nuestro turno, muñeca. Dame tu mano. - Saco la mano de mi interior y se la lleva hacia su boca. Saca la lengua y empieza a lamer los dedos que he tenido dentro de mi cuerpo, dejando escapar sonidos de verdadero gusto. Cuando ha terminado su preciado festín, me la vuelve a amarrar al cabecero.

Sin pronunciar una palabra, el líder le hace unos gestos con la cabeza a los demás hombres, que toman posiciones encima de la cama. El más alto de todos y que estaba a mis pies, se posiciona entre mis piernas agarrando su erección y paseándola por mi sexo, empapándose de mis fluidos. Mientras que los otros dos siguen con su fiesta particular a escasos centímetros de mi cara.

- Ahora disfrute, entréguese entera y solo disfrute. – Me dice, sin llegar a entrar en la escena, desde una esquina de la cama.

Tan pronto como fijo mi vista en el que tengo entre mis piernas, que sigue rozándose contra mí, pero sin llegar a penetrarme, noto como una mano me agarra por la parte de debajo del cuello, y guía mi cabeza a su imponente erección. La coloca a escasos centímetros de mi cara y con su otra mano, la agarra desde la base y comienza a darme golpecitos en la boca y por las mejillas. Abro mi boca y saco la lengua, para invitarlo a entrar, y justo en el momento en el que la introduce hasta el fondo de mi garganta, puedo sentir mi vagina llena. Ambos me han penetrado a la vez y comienzan a moverse a un ritmo frenético contra mí. Me follan de una manera bestial y sin detenerse y yo no puedo hacer nada. No puedo moverme debido a como me tienen atrapada entre sus cuerpos y los amarres de las muñecas, y me limito a disfrutar el momento y a sentir los fuertes embistes que ambos hacen sobre mí, mientras que un par de manos se afanan por retorcerme los pezones. Mi cuerpo empieza a contraerse. El orgasmo vuelve a estar muy cerca e intento elevar mis caderas para que el roce sea mayor y así conseguir liberarme. Mis gemidos, contenidos por el miembro que tengo en la boca, llenan la habitación, y sus gruñidos cada vez que embisten contra mí, no hacen más que encenderme y desinhibirme. Con dos fuertes embestidas contra mi cabeza, siento como un potente chorro salado me inunda la boca, y mientras sigue embistiendo entre pequeñas convulsiones, consigo tragármelo todo y siento que estoy a punto de estallar en un demoledor orgasmo.

En el momento en el que se retira de mi boca, noto un vacío en mi interior, y de nuevo una gran frustración me invade.

- No, por favor. ¡No! Otra vez no… - Consigo gimotear.

- Confíe en nosotros, le prometí el mayor de los placeres que hubiese experimentado, y lo tendrá. Le doy mi palabra. – Me dice desde la esquina de la cama, sin dejar de mirarme y masturbarse.

Noto como desatan mis manos. El que aún no había entrado en escena, bajo las órdenes del líder, se tumba en la cama, y me colocan encima de él. Siento como me llena totalmente al introducirse en mi interior, y como mete lentamente toda su longitud, haciendo que llegue a sentirlo en lo más hondo de mi ser. Unas manos en mi espalda, me empujan hacia delante, haciendo que mi pecho quede totalmente pegado con el del hombre que me tiene empalada, y al momento, un dedo invasor, comienza a tentar mi entrada trasera. En cada lenta embestida que me proporciona el que está debajo de mí, guiándome con sus manos en mis caderas y moviéndome como si fuera una muñeca, el dedo penetra más y más, hasta que noto que comienza a moverlo en círculos para preparar la entrada.

Los dedos se apartan, para al momento sentir que agarran mi coleta y tiran de ella con fuerza a la vez que invaden totalmente y sin dilación mi culo. En ese instante comienza un lento vaivén dentro de mí que me vuelve totalmente loca y hace que grite de puro placer. La mano que sujetaba con fuerza mi pelo, me suelta, para ser sustituida por otra, que agarra mi cabeza y la guía hacia una nueva erección. Me quedo paralizada al ver que se trata del líder del grupo, que finalmente ha decidido participar. Él nota mi asombro, y mirándome fijamente, me dice:

- Eres una putita cachonda, y te está encantando lo que te estamos haciendo. Vamos, cómeme la polla hasta el fondo y deja que te follen y te llenen mis hombres a la vez.

Ese lenguaje, esa mirada, la situación. Todo me supera, y abro mi boca para intentar provocarle un placer casi tan grande como el que estoy sintiendo yo. Sus manos siguen en mi cabeza, y marcan el ritmo de mis embestidas hacia su miembro.

Ahora mismo podría morir de placer. Sería una muerte placentera, tan placentera como todo lo que estoy sintiendo, mientras me follan la boca, el sexo y el culo a la vez. Estoy muy cerca, rozando con la punta de mis dedos un orgasmo, que como un tsunami, arrasará con todo mi mundo y cambiará mi forma de pensar en cuanto a placer se refiere.

- Vamos zorrita... Córrete para nosotros. - Y en el momento que pronuncia esas palabras, un fuerte azote en mi cacha hace que se desate en mí el placer más grande que haya sentido jamás y los gritos resuenen en toda la habitación.



- ¡¡Valentina!!... cariño, vamos… ¡¡despierta!!

Noto como unos fuertes brazos me sacuden, mientras que una voz masculina muy alterada me saca de mi ensoñación.

- Valentina… ¿Se puede saber qué soñabas? Un poco más y despiertas a los vecinos de 3 kilómetros a la redonda… - Me dice la voz de mi marido, a mi lado.

En ese momento, todas las imágenes “vividas” pasan por mi mente, y me doy cuenta que todo ha sido producto de un sueño. Un sueño que ha hecho que me dé cuenta que todo lo que tengo en mi vida es soso, aburrido y monótono. Un sueño que ha hecho que despierte a la vida real de un modo totalmente diferente, porque efectivamente, la vida se vive solo una vez… y tenemos que aprovechar la nuestra y vivir al máximo. Y yo, pienso vivirla.



FiN...?

 

 





40 comentarios:

  1. Genial Maka!!! me ha gustado mucho, este relato se merece que sigas con la historia, animo guapa y no lo dejes por que merece la pena y me he quedado con ganas de más. un besote grande y mucho ánimo. besosss.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Miriam!!!!
      Ay que ilusión me hace que te haya gustado preciosaaa.

      ;) besitosss

      Eliminar
  2. Hola Maca, si te soy sincera me ha gustado mucho, he intentado leer más rápido para saber que pasaba al final...;) sigue con ella porque le puedes sacar mucho partido a esta historia...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yupiiiiii... estoy que no quepo enmis carnes!!! Jajaja.
      Me encanta que te haya gustado Iris! Y más viniendo de ti, con lo bonito que tú escribes.

      Un beso enorme

      Eliminar
  3. OLE!!!!!!!! OLE!!!!!! y OLE!!!!! sevillana......Maka!!!! sigue con la historia de Valentina....me que con ganas de mas.......que va hacer esa mujer ahora????...... nos lo tienes que contar.... ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese arte! Jajaja Valentina ha despertado en el amplio sentido de la palabra jajaja.
      Os dejo con la intriga? Jejeje.

      Un beso cariño!

      Eliminar
  4. Cumpleañera, pedazo relato vida míaaaaa!!!! Ayyyyy esa Valentina que sueño ha tenido ;)) Me ha encantado, ha sido cortito pero estoy enganchadaaaa... sigueeee porque tengo curiosidad. Cielo, felicidades por tu cumple y por este espléndido relato, tienes talento para escribir, te lo digo en serio :)... espero que en este día lo pases genial con los tuyos y te regalen todo lo que más desees. ¡Me da mucha alegría felicitarte el día de tu cumple! Ya te va quedando menos seguidores para los 200, que alegría me da que casi estés a las puertas de cumplir tu sorteo. Eres una maravillosa bloguera, te mereces todo lo mejor, sigue con Valentina que como te digo, me ha dejado boquiabierta, o sigues... o voy hacia a ti y te cojo de las orejas jajaja ;). Un olé por ti guapa!!!
    Besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Valeee valeee... no me cojas de las orejas! Mejor un tirón de pelo como a Valentina jajajaja.

      Muchas gracias cariño, para mi es un honor que vosotras, las escritoras a las que yo leo y reseño con tanto cariño me dediquéis estas palabras.
      No puedo tener mejor regalo que este!

      Un beso enorme

      Eliminar
  5. Madre mía Maka!!!!! Que pedazo relato erótico, hija!!! Ozú mi alma!!! que me voy a coger a mi marido a ver si me quita el calentón!!! me has dejado de una pieza, anímate y escribe una novela, aunque sea cortita, que con ese talento seguro que tiene éxito. Muchos besos cumpleañera, muchas felicidades!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Aurora!! Ay de verdad, no sabes el miedo que tenía de publicarla en el blog... bueno, si... creo que sabes de lo que hablo mejor que yo jajaja.
      Gracias de verdad. Estoy super agradecida con vuestras palabras de cariño! Así una se anima a seguir.

      Mil besos. ERES MUU GRANDE!

      Eliminar
  6. Pero bueno Maka ¿Qué haces tú reseñando novelas? ponte a escribir la tuya, pero ya! A mi me ha encantado el relato. atrapa desde el principio y muy bien escrito.
    Anímate a escribir de verdad te lo digo.
    Biquiños!!!.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja... y que hago con mis pececillos y vuestras reseñas???? Jejeje. Me alegra un montón haberte hecho pasar un ratito "agradable" jejeje

      Un besote preciosa!

      Eliminar
  7. ana isabel campanilla13 de diciembre de 2013, 18:41

    WOWWWWWWWWWW.Que chulo,yo quiero saber como termina la historia!!!!me ha encantado.besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te gusta Ana??? AY QUE BIEN jejeje. Los muchachos como Gandy... que me inspiran!!!
      Un beso guapisima

      Eliminar
  8. pedazo relato, me ha encanatado :D Wowwwwwwwwwww

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo con miedo esta mañana de subirlo... pensaba que iba a terminar llorando jajajaja.
      Muchas gracias preciosa!

      Eliminar
  9. Y así nos dejas???No puede ser...:( me han entrado ganas de matar a ese hombre (al marido de Valentina por supuesto!!). Sabes que no soy muy aficionada a la lectura, no por nada, sino porque tengo todo mi tiempo más que ocupado en estos momentos...pero no me pierdo como continúa!! Estoy impaciente porque esta mujer se vuelva a dormir y se reencuentre con estos 4 que me han alegrado la tarde jajaja...solo se vive una vez no? Has conseguido que me "enganche" el relato y quiero más!!! A si que ya sabes!!! TQM!!! Mil besos de tu ratoncita!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi ratona!!! Ese marido que interrumpe en el mejor momento ehh?? jajaja.
      Me alegra que te haya gustado mi vida, y más aún cuando se que no lees nada de nada!! jeje. Te quiero pequeña.

      Un besote

      Eliminar
  10. Ainsss...Maka que.grande eres! Siempre te lo digo.... sabes,? Vales pa estoo...siiiii.....
    Es super chulo...tienes qseguir te lo ordena la hermana impaci ente, que ya esta impaciente
    Me pregunto? Aque el marido es calvo? Jjajajajjj......me a encantaoo, no dejes la historia. Muchos besos Supe.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Impaciente!!! Como me gusta que te haya encantado, cariño! El marido... jajajaja, es un pelocho. (Es broma jajajaja) tú y los pelos. Jajaja

      Un beso preciosa mía. TQ!

      Eliminar
  11. me gustado mucho si con historias como esas que vale la pena leerlas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado Mayte!!
      Un beso enorme, bonita

      Eliminar
  12. Maka!

    Vaya sueño, no digo yo Valentina despierta a medio barrio con lo que estaba viviendo en ese mundo para paralelo de los sueños, ha sido ese empuje para disfrutar la vida y por supuesto, tiene que haber continuación.

    Me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyy que bien. No sabéis la alegría que me da saber que os ha gustado Lily!!
      Visto vuestros comentarios, habrá que escribir más no? Jajaja

      Un besote enorme!

      Eliminar
  13. Buenísimo, Macarena sigue escribiendo que vales y mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf!! Muchisimas gracias Yoly! Seguiré haciéndolo porque me encanta...! Me alegro que te haya gustado, preciosa.
      Un besote fuerte
      Maka

      Eliminar
  14. Makaaaaa! Menudo sorpreson que me he llevado contigo!!! Sigue con la historia de Valentina por favor, creo que puedes sacarle mucho partido. Engancha desde el principio y el giro final me ha encantado... Jajajajaja creo que por ahora con un capítulo semanal nos tendrás más que contentas a todas Jajajajaja ;-).
    Un besote y... Genial en serio, felicidades!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja ¡¡¡¿¿ Un capitulo semanal ??!!! Pero tú sabes lo que dices?? jajaja, que tengo que hacer muchas cosas Yasnaiaaaa...
      Me alegro que te haya gustado cariño. Un beso enorme

      Eliminar
  15. Estupendo!!!! Me encanta!!! Un libro. En breve!!

    ResponderEliminar
  16. Makaaaaaaaaaaa!!! que bueno!! me has puesto a 100 rubia jajajajajaja... y tienes toda la razón tenemos que aprovechar todas las oportunidades que se nos presentan!!!!! como bien tú dices sólo se vive una vez y hay que arrepentirse de lo que se hace!!! Quiero mááááás!!! Muacks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay mi rubita!!! Me alegro que te haya gustado cariño. Habrá más.. jejeje
      Un besote enorme preciosa

      Eliminar
  17. Maka por dios ponte las pilas y vamonos que nos vamos ,que de aquí al año que viene tenemos que ir a sierpes a que nos firmes el libro.......... ole guapa!!!.... vaya calentón el de la Valentin que nos deja !!!!!!
    Besos !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, anda anda... Eso se lo dejo a las grandes Erika! jejeje.
      Ya estoy maquinando el siguiente relato de Valentina... A ver que hacemos con ella jajaja

      Un besote

      Eliminar
  18. Increíble y excitante fantasía, pero ¿cómo eres tan mala de despertarla justo ahí? Me ha encantado, ¡Sigue escribiendo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Mabel!!!! ya sabes que siempre se nos cortan los sueños en lo mejorcito jijiji.
      Seguiré, no puedo negarme.. jejeje

      besotes

      Eliminar
  19. ualaaaaaaa!!!!!! Relato corto, pero muy muy intenso!!!!!!!! El final, que todo sea un sueño un puntazo jajajaj. Y el sueño, de lo más erótico!! Me ha gustado mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro preciosa!!!!
      Yo lo senti en "mis propias carnes" mientras lo escribía... jajajjaa

      Un beso fuerte

      Eliminar
  20. Hola Maka! Santo Dios, qué relato! Cómo nos ha puesto en un momento...! jajaja
    FELICIDADES! Por tener ese Don y ese Arte. Me ha gustado mucho todo el relato, pero lo que más? La frustración de que haya sido un sueño, que se haya dado cuenta de que lo que ha vivido hasta ahora no era lo que realmente quisiera vivir. Y no sabes cuánto me apetece saber de Valentina en su "nueva vida" digamos... Jejeje una bomba de relojería.
    ¡Animo Maka!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias cariño... me alegra un montón que te haya gustado!!! y si, sabrás más de Valentina.. no desesperes.

      Gracias de verdad guapa.
      Un besote

      Eliminar

¡Espero tus comentarios! Me alimento de ellos...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...